Asma

PW_AD079003

Asma - [Asthma]

Introducción
El asma es una enfermedad que hace que las vías respiratorias se inflamen a largo plazo. Debido a la inflamación, las vías respiratorias reaccionan con exceso a ciertas partículas que se encuentran en el aire. Durante un ataque de asma, los músculos de los tubos que llevan el aire a los pulmones (bronquios) sufren espasmos; la mucosa de los pulmones se inflama y se acumulan secreciones en los pulmones haciendo que, de repente, resulte difícil respirar. 
 
Cuando la persona que está teniendo un ataque de asma respira, puede oírse un silbido. La persona generalmente tose mucho y a veces expulsa moco de los pulmones. En algunos casos, el único síntoma del asma leve es la tos crónica y seca que da sobre todo por la noche y en la madrugada. 
Hay muchas cosas que pueden desencadenar el asma, incluyendo alergenos como, por ejemplo, los ácaros del polvo, el polvo, el polen, las cucarachas y la caspa de los animales. Las infecciones respiratorias virales como, por ejemplo, el catarro, con frecuencia provocan asma. Otros ejemplos de elementos que desencadenan el asma son el ejercicio, el aire frío, el humo de los cigarrillos y la leña, los vapores de las sustancias químicas, los medicamentos para el dolor (sobre todo la aspirina), los conservantes y los colorantes que se añaden a los alimentos y la tensión nerviosa. 
 
El asma generalmente aparece en la niñez pero también puede presentarse más tarde. El primer ataque muchas veces ocurre después de un catarro o de la gripe. El asma es más frecuente en los niños que se ven expuestos al humo del cigarrillo en el hogar. A medida que crecen, muchos niños van dejando atrás los síntomas del asma. No obstante, estos síntomas pueden volver a presentarse años después. 
 
La mayoría de los niños y los adultos pueden controlarse el asma evitando las cosas que les producen ataques y usando medicamentos para los síntomas. Los ataques muy fuertes generalmente se pueden tratar con medicamentos inhalados o inyectados. Si se tratan rápidamente y de una forma adecuada, los ataques de asma raras veces son mortales. 
 
Prevención
No hay forma de prevenir el asma. Sin embargo, tal vez usted pueda tener ataques más breves o más leves si no se expone o se expone menos a las cosas que le desencadenan los síntomas. 
Repase el tratamiento en casa de las alergias (vea "Alergias").
Deshágase de las cucarachas lo más posible. No deje comida ni basura en recipientes abiertos. Para matar a las cucarachas use trampas o cebo venenoso. Evite las sustancias químicas en aerosol, puesto que pueden desencadenar los ataques de asma.
Evite el humo de cualquier tipo. Si fuma cigarrillos, deje de fumar. Vea los consejos en "No use tabaco". No vaya a los lugares donde la gente suele fumar y asegúrese de que nunca haya humo en su casa. No use una estufa de leña.
Evite las sustancias irritantes en el aire. No salga cuando el aire esté muy contaminado o cuando haya mucho polen en el aire. Trate de evitar los perfumes, los vapores y los olores fuertes.
No aspire el aire frío. Cuando haga frío, respire por la nariz y tápese la nariz y la boca con una bufanda o con una mascarilla para el clima frío.
En algunas personas, la aspirina, el ibuprofeno y otros medicamentos parecidos pueden causar ataques de asma muy fuertes. Hable con su médico sobre esos medicamentos y úselos con cuidado. Si los medicamentos le causan molestias, no los use. Pruebe mejor el acetaminofeno.
No use los medicamentos para el catarro y la tos que se consiguen sin receta, a menos que su médico se lo indique.
La tensión nerviosa puede ayudar a desencadenar los ataques de asma. Haga los ejercicios de relajación que aparecen en "Tensión nerviosa o estrés".
Para que sea menos probable que le dé catarro o gripe, lávese las manos con frecuencia y vacúnese contra la gripe todos los años.
Si usa un humectador, límpielo muy bien una vez a la semana.
Fortalézcase los pulmones y las vías respiratorias:

Haga ejercicio con regularidad. La natación y los ejercicios aeróbicos en el agua pueden ser buenas opciones, puesto que es menos probable que tenga un ataque de asma si respira aire húmedo. Si el ejercicio vigoroso le produce ataques de asma, hable con su médico. Tal vez sea útil que cambie un poco sus medicamentos y su rutina de ejercicio.

Ensaye la respiración en ondas, como se describe en "Técnicas de relajación" en "Tensión nerviosa o estrés".

Haga un plan de tratamiento del asma con su médico para que pueda controlar sus síntomas en casa. Asegúrese de que sus familiares y sus amigos sepan de su plan para que puedan ayudarle durante un ataque de asma.
Cuando no tenga síntomas, siga su plan para tratar la inflamación continua de las vías respiratorias. Hágase exámenes de revisión regularmente para asegurarse de que su plan de tratamiento le está dando buenos resultados.
Aprenda a usar un medidor de flujo máximo. Si lo usa con regularidad, el medidor le dará una idea de la forma en que sus pulmones funcionan normalmente. Además, cuando parezca que va a tener un ataque, el medidor se lo advertirá para que usted intente evitarlo o para que comience el tratamiento.
Muchas veces no se sabe cuáles cosas desencadenan el asma. Por eso, usted necesita estar pendiente de sus síntomas para que pueda evitar o tratar los ataques antes de que se vuelvan graves. Si usa un plan de tratamiento, tal vez evite internarse en el hospital o acudir a la sala de emergencia a causa del asma.  
 
Plan de tratamiento del asma
Un plan de tratamiento del asma es un plan escrito que le indica cómo controlar los síntomas del asma en casa. Elimina las dudas que usted pueda tener acerca de su tratamiento. El plan le indicará cuáles medicamentos tomar para los síntomas del asma y cuándo tomarlos, dependiendo de la zona en que esté (vea la información a continuación). Para averiguar en cuál zona se encuentra, necesitará aprender a medir su capacidad para exhalar usando un medidor de flujo máximo. Es posible que el plan también le indique cuándo hablar con su médico acerca de sus síntomas. 

Plan de tratamiento del asma

El plan de tratamiento del asma está dividido en 3 zonas:

El plan de la zona verde

Explica cómo cuidarse normalmente para evitar que aparezcan los síntomas del asma.

El plan de la zona amarilla

Explica cómo controlar los síntomas del asma y evitar que un ataque empeore. Tal vez eso implique tomar otros medicamentos además de los que toma normalmente para mantener el asma bajo control.

El plan de la zona roja

Explica qué hacer en caso de un ataque fuerte de asma. Ésta es una emergencia.

Tratamiento en casa
Una vez que comienza un ataque de asma, el tratamiento oportuno en casa puede producir alivio. 
Aprenda a usar un inhalador de dosis reguladas. Los inhaladores ayudan a que usted reciba la cantidad correcta de medicamento en sus vías respiratorias. Hoy en día se recomienda usar con el inhalador un dispositivo llamado espaciador. Pídale a su médico o farmacéutico que lo observe usando el inhalador y el espaciador para asegurarse de que lo hace bien. Con la práctica, la mayoría de las personas puede usar el inhalador y el espaciador correctamente.
Tome más líquidos para que se vuelva más aguado el moco en los bronquios. Trate de beber por lo menos 2 litros de agua al día.
Tenga fe en que el tratamiento en casa controlará la intensidad de los ataques.
Apunte en un cuaderno datos acerca de sus ataques. Después de cada ataque, apunte qué lo desencadenó, qué le ayudó a detenerlo y cualquier inquietud que tenga en cuanto a su plan de tratamiento. Cuando vaya al médico a hacerse exámenes de revisión, lleve su cuaderno. Haga las preguntas que tenga acerca de su plan o de sus medicamentos.
 
Cuándo llamar a un profesional de salud

Si tiene un plan de tratamiento, sígalo todo el tiempo. Llame al 911 o a otros servicios de emergencia si tiene síntomas graves de asma y . . .

tiene mucha dificultad para respirar.

sus medicamentos no le han dado resultado después de 20 minutos.

 
Llame a un profesional de salud: 

Si tiene síntomas que podrían indicar un problema del corazón, como dolor en el pecho o respiración fatigosa. Vea "Dolor en el pecho".

Si tiene un ataque de asma muy fuerte (el flujo máximo está a menos del 50 por ciento de su mejor valor), aunque los medicamentos alivien algunos de sus síntomas.

Si no se mejora después de seguir su plan de tratamiento.

Si sale moco sangriento, amarillo o café (marrón) oscuro con la tos.

Si le dan síntomas agudos de asma (sibilancias, tos, dificultades para respirar) por primera vez.

Para discutir exactamente lo que usted debe hacer cuando comience un ataque: Cuando entienda sus medicamentos y tenga fe en ellos, muchas veces podrá encargarse de los ataques leves sin ayuda profesional.

Si comienza a usar sus medicamentos para el asma más que de costumbre. Eso podría indicar que el asma está empeorando.

Si usted o las personas con quienes vive no han recibido información sobre el tratamiento inmediato de los ataques de asma.

Si no está disponible el medicamento que necesita para tratar un ataque de asma.

Para hablar sobre cambios en sus medicamentos. Usted necesita decirle a su médico qué tal está funcionando su plan. Así él o ella podrá averiguar cuál es el mejor medicamento para usted y cuál es la dosis más adecuada.

Para analizar sus alergias, puesto que pueden empeorar los ataques de asma.

Para que lo envíen a un grupo de apoyo. Usted podrá obtener información y sentir más confianza de que puede encargarse de la prevención y del tratamiento hablando con otras personas que padecen asma.

 
Créditos

Autor(a)

Katy E. Magee, MA

Revisor(a) médico(a) principal

Patrice Burgess, MD
- Medicina Familiar

Revisor(a) médico(a) especialista

R. Steven Tharratt, MD, FACP, FCCP
- Pulmonología, Medicina de Cuidados Críticos

Última revisión

July 1, 2004

Información obtenida de MiSalud@Anthem 

Footer Links:

©2005-2014 copyright of Anthem Insurance Companies, Inc.

Anthem Blue Cross and Blue Shield is the trade name of: In Colorado Rocky Mountain Hospital and Medical Service, Inc. HMO products underwritten by HMO Colorado, Inc. In Connecticut: Anthem Health Plans, Inc. In Indiana: Anthem Insurance Companies, Inc. In Kentucky: Anthem Health Plans of Kentucky, Inc. In Maine: Anthem Health Plans of Maine, Inc. In Missouri (excluding 30 counties in the Kansas City area): RightCHOICE® Managed Care, Inc. (RIT), Healthy Alliance® Life Insurance Company (HALIC), and HMO Missouri, Inc. RIT and certain affiliates administer non-HMO benefits underwritten by HALIC and HMO benefits underwritten by HMO Missouri, Inc. RIT and certain affiliates only provide administrative services for self-funded plans and do not underwrite benefits. In Nevada: Rocky Mountain Hospital and Medical Service, Inc. HMO products underwritten by HMO Colorado, Inc., dba HMO Nevada. In New Hampshire: Anthem Health Plans of New Hampshire, Inc. In Ohio: Community Insurance Com pany. In Virginia: Anthem Health Plans of Virginia, Inc. trades as Anthem Blue Cross and Blue Shield in Virginia, and its service area is all of Virginia except for the City of Fairfax, the Town of Vienna, and the area east of State Route 123. In Wisconsin: Blue Cross Blue Shield of Wisconsin ("BCBSWi"), which underwrites or administers the PPO and indemnity policies; Compcare Health Services Insurance Corporation ("Compcare"), which underwrites or administers the HMO policies; and Compcare and BCBSWi collectively, which underwrite or administer the POS policies. Independent licensees of the Blue Cross and Blue Shield Association. ® ANTHEM is a registered trademark of Anthem Insurance Companies, Inc. The Blue Cross and Blue Shield names and symbols are registered marks of the Blue Cross and Blue Shield Association. Use of the Anthem Web sites constitutes your agreement with our Terms of Use