Contenido principal
Living Healthy

Atención médica para la comunidad LGBTQ+: Cómo construir un futuro mejor

16 de junio de 2021
Junio es el Mes del Orgullo de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgénero, Queer, Asexuales y otras identidades (LGBTQ+), comúnmente conocido como Mes del Orgullo, en los Estados Unidos. Es un momento para reflexionar y honrar el levantamiento de Stonewall de 1969 en Manhattan, un momento decisivo en la historia de los derechos de los homosexuales. También ofrece a las personas LGBTQ+ la oportunidad de celebrar quiénes son y cómo aman.

Durante el Mes del Orgullo, reflexionamos sobre los desafíos que las personas LGBTQ+ han enfrentado y siguen enfrentando. La discriminación, la falta de derechos legales para casarse o criar familias y la violencia son solo algunos de los problemas que han afectado a la comunidad. Además, algunos de esos desafíos históricamente están relacionados con problemas médicos y de atención médica.

Un ejemplo notable es el VIH/SIDA, que ha afectado desproporcionadamente a la comunidad. Además de la tasa de infección real, la epidemia también contribuyó a una mayor discriminación contra las poblaciones LGBTQ+, especialmente los hombres homosexuales y bisexuales.

Si bien la epidemia fue, y sigue siendo, una parte difícil de la historia LGBTQ+, también es importante observar cómo la comunidad se unió para abogar por sí misma y por sus derechos médicos.

El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, reconoció esto en una conferencia de prensa en abril de 2020. Fauci estableció una conexión entre el VIH y la pandemia de COVID-19. “... Fue solo cuando el mundo se dio cuenta de cómo la comunidad gay respondió al brote [del VIH/SIDA] con increíble coraje, dignidad, fuerza y activismo... que realmente cambió parte del estigma contra la comunidad gay. Muchísimo”.

Pero el VIH/SIDA no ha sido la única crisis médica para esta comunidad. Las personas LGBTQ+ experimentan mayores porcentajes de estrés, depresión, enfermedad mental e intentos de suicidio. Quienes sufren discriminación o violencia corren el mayor riesgo.

Además, la inseguridad alimentaria es un riesgo para la población LGBTQ+. Los informes muestran que el 27 % de los adultos LGBTQ+ experimentaron inseguridad alimentaria el año anterior, en comparación con el 17 % de los adultos no LGBTQ+ durante ese mismo período. Los jóvenes LGBTQ+ también experimentan niveles más altos de falta de vivienda. Los refugios para personas sin hogar y las organizaciones como Feeding America brindan una ayuda vital a jóvenes y adultos por igual.

Atención médica inclusiva y eficaz

Los médicos, los trabajadores de la salud y todos los profesionales médicos deben entender cómo atender mejor a la población LGBTQ+ y sus necesidades de salud únicas. Esto se extiende también a la administración del hospital cuando se trata de políticas, como los derechos de visita.

Algunas de las mejores prácticas que todos los profesionales de la salud deben aprender y adoptar incluyen:

  • Trabajar para superar cualquier sesgo y/o suposición implícita.
  • Comprender y usar los pronombres adecuados para sus pacientes.
  • Usar terminología correcta y de aceptación.
  • Conectar a las personas en transición con especialistas que conocen sus necesidades únicas.

La Comisión Conjunta ha elaborado una guía de ayuda sobre el cuidado de la comunidad LGBTQ+ con información mucho más detallada sobre las mejores prácticas.

Recursos para la comunidad LGBTQ+

La comunidad LGBTQ+ es vasta y diversa. Las organizaciones que les prestan servicios deben ser igualmente diversas. Algunos se centran en subgrupos específicos. Por ejemplo, The Trevor Project defiende y ayuda a los jóvenes LGBTQ+. Y el Centro Nacional para la Igualdad Transgénero (NCTE) se centra en los derechos de las personas transgénero. GLAAD tiene una base de datos de recursos adicionales agrupados por población.

Los recursos de salud mental también son extremadamente importantes para esta población. Muchas organizaciones LGBTQ+ se centran en la salud mental. Además:

Por último, varias organizaciones se centran en la salud de LGBTQ+, entre ellas:

  • El Instituto Fenway optimiza la salud y el bienestar de las minorías sexuales y de género y las personas afectadas por el VIH.
  • GLMA se compromete a garantizar la equidad en salud para las personas lesbianas, homosexuales, bisexuales, transgénero, queer y de minorías sexuales o de género.
  • LGBT HealthLink trabaja para mejorar el sistema de salud pública para las personas LGBTQ+.
  • La Red Nacional de Cáncer LGBT se centra en los sobrevivientes de cáncer y en las personas en riesgo.

Este Mes del Orgullo, celebre a las personas LGBTQ+ en su vida. Tómese el tiempo para conocer su historia y abogar por sus derechos, en particular sus derechos de atención médica.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink SoftwarePowered By OneLink